cargando

Mi cliente el pilar de mi negocio

Mi cliente el pilar de mi negocio

 

Es bien sabido en el mundo de los negocios que es más caro conseguir nuevos clientes que mantener los que ya tenemos, para ello hay que hacer un esfuerzo por brindar siempre atención necesaria a nuestros clientes y así evitar que estos se vayan con nuestra competencia.

(también te puede interesar: ¿Cómo aprender a negociar)

Hay que tener presente la idea de que más que un proveedor nos debemos de convertir en “asesores” de nuestros clientes para que así ellos se sientan respaldados por manos expertas que sabrán dar un buen rumbo a su negocio. Lo anterior nos compromete a poner principal atención en los proyectos que ya desarrollamos con ellos (ofrecer mantenimiento, actualizaciones etc..), así como brindarles nuevas soluciones. 

En un árticulo anterior mencionábamos el seguimiento 4x4x4 es una técnica que consiste en contactar al cliente al 4to día para ver cómo le va con su proyecto a la 4ta semana para dar seguimiento al mismo y al 4to mes para conocer nuevas necesidades. Así como esta técnica hay muchas otras que sin duda pueden funcionar para dar seguimiento, sin embargo en esta ocasión consideramos recomendar que hay que estar cada vez más presentes con nuestros clientes, pues uno nunca sabe cuándo se puedan presentar nuevas necesidades o incidencias.

Pero ¿cómo lograr esa cercanía?

Ganar la confianza de nuestros clientes para así obtener su amistad es muy importante; como sabemos nunca te cae mal la llamada de un amigo para saber cómo estas, como te ha ido y hasta de repente en qué te pueden apoyar, ese tipo de llamadas que te hacen sentir contento y cuidado, lo mismo hacemos sentir a los clientes con atenciones similares, por ello listamos algunos sugerencias que creemos necesarias para mantener una relación estrecha y duradera con los que se llegan a convertir en pilares de nuestro negocio.

Contacto personal con tu cliente.

Agenda de vez en cuando una cita con tu cliente no solo para ofrecer tus servicios o productos si no para escucharlo y conocer a fondo sus necesidades (saber más de su negocio te hará un mejor asesor y por tanto proveedor).

Utilizar canales de contacto.

No nos podemos limitar a una cita personal, hoy en día existen bastantes canales con los que podemos mantener el contacto con una persona como un correo, una llamada, un mensaje etc… para hacernos presentes. Recomendamos no caer en la invasión pues esto puede ser a veces molesto y nos puede restar puntos; cada cliente es diferente, aprender a conocerlos nos dará la pauta para la recurrencia de dicho contacto. 

Información y soluciones

Es importante mantener informado al cliente de tus nuevos productos, servicios así como de nuevas  soluciones y estrategias que existen en el mercado. Dichas soluciones las puedes hacer llegar por medio de algún catalogo impreso, un correo o algún artículo de un blog (si es que lo manejas en tu negocio).

Cumplir compromisos

Es quizá el punto más importante de todos, no te comprometas con algo que no puedas cumplir. Entregar un producto o servicio en tiempo y forma es lo que el cliente espera recibir.

Hay que tener contento al cliente: sé siempre honesto, apuesta por la calidad y atención pues recuerda un cliente es el pilar de un negocio.  

Deja un comentario

Comentarios

Sobre este artículo

Categoría

Cultura organizacional

Fecha

Autor